MAR 23 OCT 2018

Presentando Petfrem

Desde hace mucho tiempo he pensado que los dueños de mascotas carecemos de información y de recursos para darle una buena vida a nuestros animalitos. Del año pasado para acá, con un nuevo perrito, lo confirmé.

​Esa ha sido la motivación para crear Petfrem; un sitio donde podamos tener mejor información de cómo darles el cuidado adecuado a nuestras mascotas; desde su alimentación y cuidado, hasta cómo encontrar al mejor profesional que pueda darle una atención adecuada a nuestros animalitos.

Hoy comenzamos siendo un directorio de veterinarios, pero no será el único enfoque; pronto también haremos listados de restaurantes pet-friendly y servicios adicionales; spas, hoteles y grooming.

En estos momentos no hay mucho qué ver, pero con el paso de las semanas iremos añadiendo más contenidos. Esperemos nos acompañen en este nuevo espacio.

P.S. Hoy es cumpleaños de Pocky! Hace unos días le hicimos un pastel.

fael escribiendo @ 2:44 pm. Este post aún no tiene comentarios.
Enlaza este post por el permalink o el microlink.
MAR 9 OCT 2018

Never Split The Difference

Ya han pasado algunos años desde que un libro me enganchó totalmente. Y eso ha afectado mis objetivos de lectura últimamente. Por fortuna me encontré con Never Split The Difference, un libro de negociación escrito por un negociador de rehenes del FBI.

A lo largo de las 200 páginas, Chris Voss nos enseña diferentes técnicas que utilizó en su trabajo en campo, así como ejemplos de aplicaciones en situaciones más comunes en las cuales no está de por medio la vida de una persona. Voss argumenta que es parte del instinto de supervivencia huir del conflicto; pero que al reconocer que es una parte necesaria de nuestras vidas, tenemos que entenderlo y adoptarlo, si es que queremos tener resultados.

Algunas de las técnicas parecen simple y sencillamente demasiado mágicas—pero se fundamentan de una forma bastante convincente. Sobre su utilidad tendremos que hacer pruebas.

Split the difference es una frase que desconocía, que básicamente es nuestro equivalente del ni tú, ni yo en un acuerdo, para luego ofrecer un punto intermedio. Voss sugiere que este tipo de acuerdos normalmente son peores que no tener nada.

Never Split The Difference es un libro que nos puede ayudar a todos, independientemente de la profesión que tengamos. Y es muy ligero, conciso e interesante. Ampliamente recomendado.

fael escribiendo @ 8:30 pm. Este post aún no tiene comentarios.
Enlaza este post por el permalink o el microlink.
MIE 5 SEPT 2018

Isle of Dogs

Siendo absolutamente sincero, no tenía muchas ganas de ver Isle of Dogs. Peor aún, había cierta resistencia, pero no sabría explicar la razón. Tal vez era el estilo visual poco convencional, e incluso de alguna forma, grotesco.

Pero aún así, me persuadieron. Y creo que había cometido un grave error.

Será difícil encontrar una película con mayor carisma e identidad que Isle of Dogs. No habían pasado cinco minutos y ya me había arrancado un par de carcajadas. La historia es tan disparatada como lo es original, y sí sufre de algunos elementos grotescos, pero es parte del encanto.

Isle of Dogs debería de llevarse el Oscar por animación, sin problema alguno. Hasta el momento la competencia no es buena, pero incluso siéndola, sería muy complicado ganarle. Altamente recomendada.

fael escribiendo @ 6:59 pm. Este post aún no tiene comentarios.
Enlaza este post por el permalink o el microlink.
LUN 6 AGO 2018

Gobierno de Captchas

Mientras que cada vez más gobiernos en el mundo utilizan Internet como una herramienta para aumentar la eficacia y reducir costos, en México parece que vamos para atrás. No solamente es más difícil realizar trámites a través de plataformas digitales; cuando hay la oportunidad somos bienvenidos con un captcha.

El colmo fue la semana pasada, en la que el SAT implementó un captcha necesario para descargar cada factura. Al final parece que echarán para atrás el cambio, principalmente motivado por las quejas de miles que intentaban realizar su cierre mensual.
Lo triste es que tal vez en SAT nadie lo vio venir; no hubo una planeación ni de forma ni de fondo. De no haber sido fin de mes, probablemente hubiesen controlado mejor la crisis.

Pero no es solamente SAT; si quiero conocer el status de mi predial, tengo que llenar un captcha; si quiero saber si tengo infracciones, lo mismo. Y probablemente hay una lista de casos tan larga como lo hay instituciones en el país.

Un captcha sirve para asegurarnos de que quien está haciendo la solicitud del servicio sea una persona, y no un programa automatizado creado para hacer más sencillo un proceso. Servicios como Google, por ejemplo, utilizan captchas para evitar la creación masiva de cuentas de Gmail, o abuso en sus servicios de búsqueda.

La diferencia entre Google y una dependencia de gobierno es que la primera es un servicio gratuito, mientras que la segunda es un servicio que todos pagamos. Si una empresa como Google abusa en sus captchas, podemos utilizar otro buscador; con el gobierno no es así—no tenemos otra opción; no existe la competencia.
Si el gobierno tiene problemas de saturación es primero porque tienen que servir a una ciudad, estado o país completo; segundo porque sus sistemas son ineficientes, y tercero porque tal vez sí hay cierto abuso.

No estoy en contra de los captchas, pero estos no deberían de ser la cuota a pagar por el ciudadano que simplemente quiere obtener su información. Si este ciudadano hace una solicitud, no debería de ver un captcha; si empieza a hacer un par cada minuto, entonces ya podemos pensar en que es un sistema automatizado y ahí sí es justificable recurrir a un captcha.

Pero esto es solo la mitad de la historia. Al menos en el caso de SAT existe un abuso en su plataforma porque no hay otra forma de acceder. Es la única puerta para contribuyentes, sus contadores y sistemas automatizados. Si se hicieran diferentes accesos para cada caso, seguramente podrían limitarlos de mejor manera.
A un acceso para un sistema se le denomina web service, o API. Cuando hablamos de Gobierno Abierto y de sus tres pilares: transparencia, colaboración y participación; pronto llegamos al tema de los web services. No sirve de nada la transparencia si la información se entrega de una forma no procesada; no incentivan ni la participación, ni la colaboración.

En nuestro gobierno no existen los web services, y cuando existen, no tienen documentación, y cuando la tienen, no es clara. En el caso de SAT, se crean sistemas para descargar las facturas porque la herramienta que se provee es ineficiente. Al parecer ellos tienen problema con esto, y quieren evitar que se cobre por un servicio que ellos ya ofrecen.
No, SAT. Se cobra por un servicio mucho mejor del que ustedes ofrecen.

Y eso está bien, porque una dependencia de gobierno no tiene siempre todos los recursos, pero al promover la filosofía de Gobierno Abierto, permiten que el sector privado mejore lo que se ofrece, cree innovaciones, y negocios alrededor de estos, que a su vez impulsan la economía.

Los captchas afectan tanto a ciudadanos como al mismo gobierno; para la población hacen más lento y complicados los procesos, que afectan al Estado en forma de costos de soporte, y terminan afectando las percepciones tributarias. No es que el ciudadano no quiera pagar sus infracciones hoy; es que es demasiado difícil hacerlo por Internet.

El modelo ideal de Gobierno Abierto en México primero tiene que deshacerse de sus vicios, y luego crear canales más directos de comunicación fuera de su plataforma. Esto se vería así:

  • Veto a captchas en cualquier trámite de gobierno
  • Creación de web services y documentación (con ejemplos) del 40% de los trámites más populares en cada plataforma
  • Cuentas oficiales de las dependencias en Github, en las que se respondan dudas, se acepten comentarios y propuestas

Gobierno abierto no es solo una de las cientos de palabras que suenan importantes hoy; es una metodología de innovación si es impulsada correctamente. Esperemos que de cara al siguiente año tengamos menos captchas, y más apertura.

fael escribiendo @ 8:57 am. Este post aún no tiene comentarios.
Enlaza este post por el permalink o el microlink.
JUE 26 JUL 2018

Visión Estratégica como Guía

Una de las principales noticias el día de hoy es el cierre de las plantas de Mattel en México y el recorte de 2,200 empleos a nivel global, como parte de su plan para reducir costos.

He leído varios comentarios en Twitter acerca de lo triste del caso: de cómo los niños ya no juegan, y si la tendencia sigue, dejarán de experimentar lo que fue parte de la niñez de la denominada Gen-Y—Barbies, Hot Wheels y un verdadero arsenal que posee la compañía.
Y aún así, es obvio que no les está yendo tan bien.

El problema es que Mattel padece de una visión estratégica cerrada; la compañía en los últimos 15 o 20 años no ha innovado, siguen pensando que su negocio está en la producción y venta de juguetes.

Su visión estratégica hoy debe decir algo similar a «producir juguetes para entretener y diviertir a la niñez del mundo», cuando debería decir «entretener y divertir a la niñez del mundo». Al tener una visión más amplia, pueden cambiar los medios para lograr su objetivo; resulta que hace 20 años los juguetes eran la principal forma de entretenimiento para los niños. Hoy la tecnología ha cambiado los hábitos de todos nosotros —chicos y grandes—; le dedicamos más tiempo a las redes sociales, a los teléfonos y a otras formas de entretenimiento.
Evidentemente la TV, la prensa, y sí, los juguetes iban a tener que conformarse con una tajada más pequeña.

Mattel es un monstruo en la industria, tiene una cartera de IPs envidiable y sólidas relaciones con otras empresas para producir su merchadinse, pero han hecho de poco a nada con ello fuera del negocio de los plásticos.
De haber incursionando en otras áreas, de haber analizado el comportamiento lento pero constante de las nuevas generaciones, de haber cuidado sus marcas y no venderlas para hacer pésimos videojuegos, series de TV y películas pensando que solo el nombre iba a lograr las ventas, hoy no estarían en esta situación.

Una visión estratégica no resuelve todos los problemas mágicamente; al final son solo palabras escritas en papel, pero nos recuerda la razón por la cual trabajamos día con día. Los niños siempre serán niños, seguirán pidiendo juguetes, balones, y a veces se entretendrán días enteros solo con cajas. Pero también sus hábitos cambiarán, la clave está en entender eso y aceptarlo.

fael escribiendo @ 8:48 pm. Este post aún no tiene comentarios.
Enlaza este post por el permalink o el microlink.
DOM 15 JUL 2018

Francia, Campeón del Mundo en Rusia 2018

Francia le ganó a Croacia y es bicampeón Mundial

Francia ganó 4-2 e impuso ante Croacia la ley del más fuerte para convertirse por segunda vez en su historia en campeona del mundo, esta vez en Moscú, 20 años después de lograrlo en su templo de Saint Denis, con Didier Deschamps como capitán y con Zinedine Zidane de gran figura.

El coliseo del Luzhniki fue el magno escenario de un cambio de orden, quizá de estilo tras el buen gusto del juego combinativo de España en 2010 y de Alemania en Brasil 2014. En la Eurocopa 2016, Portugal lo superó con esta misma medicina.

La historia de una Croacia sorprendente se terminó hoy que se enfrentaron a Francia. Es difícil ganarle a la historia; a los grandes, a los viejos y experimentados. A los de siempre.
Hoy concluye la vigésima primera Copa del Mundo, y estas se han repartido solamente entre ocho equipos. El equipo de Luka Modric hoy no jugaba solo contra Griezmann, Mbappé, y Pogba, sino contra un país con cientos de años de historia, con una potencia incluso antes de tener corona. La joven Croacia tenía todo en su contra.

Estando dentro de esta élite, el futbol te sonríe, te guiña y te protege en forma de una falta a favor, un gol al último segundo, un tiro rival que parece tener estampa de gol y da en el poste. O un penal cuando el juego está aún vivo.

Francia es un equipo talentoso, serio, consistente y valiente. No es fácil convocar a un joven de 19 años, mucho menos darle la titularidad, la confianza y ponerle el 10 en su espalda. Es un equipo que se ha revolucionado; que hace ocho años en Sudáfrica perdió contra México y no pasó siquiera a la siguiente ronda.
Cuando comenzaba este mundial, pensando en equipos importantes, nos venían a la cabeza Brasil y Alemania; pero Francia tiene tres finales en 20 años, los otros solamente dos.

Hoy Croacia puede sentirse triste, decepcionado e incluso molesto, pero es todo un caso de éxito; la muestra de cómo hacer las cosas bien en un país golpeado por la guerra, con una generación que creció sin saber si mañana tendrían qué comer —o cosas peores—, y que futbolísticamente no habían tenido buenos resultados.
El día de hoy pueden estar devastados, pero ahora son parte de una historia muy alentadora para su gente.

Felicidades Francia, y gracias Rusia.

P.S. I’ve Got Some Things to Say Soy fan de Lukaku, creo que Bélgica es otra gran muestra de un trabajo bien hecho.

fael escribiendo @ 3:52 pm. Este post aún no tiene comentarios.
Enlaza este post por el permalink o el microlink.
MAR 3 JUL 2018

México Se Despide De Rusia 2018

Un Tri de quinta... de quinta categoría

México le puso espasmos de ansiedad e ilusión legítima al trámite, pero cuando lo dispuso, Brasil, por genes, por biotipo, por escuela, por el cromosoma bendito del futbol, puso epitafio de 2-0 a la nueva incursión fallida del Tri por llegar al Quinto Partido.

Neymar, el simulador de vuelos frecuentes, le puso al mortaja al Tri. No sólo esgrimió el arma asesina, sino que él mismo la acuñó en complicidad con William. Y el segundo lo fabrica en descolgada turbo, para que sólo lo firme Firmino en el dintel de Ochoa.

La historia una vez más termina en lo mismo. La constante de la selección en mundiales es un par de buenos juegos, ilusión desmedida, palabras grandes y la antesala del quinto partido. No se llega a menos. Tampoco se llega a más.

La fórmula esta vez varió un poco; sabíamos que sería probable clasificar en segundo lugar, pero no nos imaginábamos de qué forma tan extraordinaria y afortunada se lograría. Es cierto que se le venció al campeón del mundo, pero también lo logró Corea, con una diferencia más amplia, también es cierto que clasificar con seis puntos no es poco, pero esos mismos también estuvieron a punto de ser insuficientes. No lo fueron, pero como si lo hubieran sido.

Tal vez tenemos que empezar a aceptar que no nos alcanza para más. En un mundial se le puede competir a una o dos potencias, a más está difícil. Se puede romper la quiniela una vez, dos es improbable. Se puede salir avante del grupo de la muerte, pero no más.

Para que México llegue al ansiado quinto partido se requiere además de lo que ya se pone, una dosis de suerte también. Eso o ser anfitrión.

Y ahora que el humo se despeja vemos las grandes diferencias, mientras en Alemania se le da continuidad al proyecto a pesar del tremendo fracaso, para México lo más probable —y normal— es empezar desde cero.
No sé quién esté en lo correcto, solo el tiempo nos dirá.

fael escribiendo @ 9:28 pm. Este post aún no tiene comentarios.
Enlaza este post por el permalink o el microlink.
DOM 1 JUL 2018

López Obrador es el Nuevo Presidente de México

López Obrador se lleva la presidencia

Andrés Manuel López Obrador es el virtual ganador de la elección presidencial. La encuesta de salida de El Financiero señala que el candidato de Morena se habría llevado el 49 por ciento de los votos.

En segundo lugar se encuentra el abanderado de la alianza ‘Por México al Frente’, Ricardo Anaya, con el 27 por ciento; le sigue el candidato de la coalición ‘Todos por México’, José Antonio Meade, con el 18 por ciento, y en último lugar se ubica el independiente Jaime Rodríguez Calderón ‘el Bronco’, con el 6 por ciento.

Por otra parte, en un hecho inédito, los tres rivales del tabasqueño reconocieron su triunfo.

Sin sorpresas en el resultado, pero sí con las reacciones. En poco más de una hora tras haber cerrado las casillas, había reconocimiento de parte de los demás candidatos que hay pocas posibilidades de triunfo.

Casi la mitad de la población decidió por cambiar el rumbo, las visiones de centro y derecho no parecen haber dado resultados, ahora nos vamos por la izquierda. Y de forma contundente, mañana no habrá lugar a dudas, marchas y aluciones al fraude, a lo que nos hemos acostumbrado en los últimos dos sexenios.
Esperemos que esto sea un presagio hacia un futuro no solo diferente, sino positivo.

Preocupaciones y dudas hay por todos lados; me hubiera gustado que existiera mayor contrapeso en las cámaras, y que Morena hubiera elegido mejor a sus representantes—celebridades y exdeportistas están lejos de ser la opción ideal para representar al pueblo.
Pero también he de reconocer que hay bríos de esperanza y de unión. Vamos México!

fael escribiendo @ 9:45 pm. Este post aún no tiene comentarios.
Enlaza este post por el permalink o el microlink.
MIE 27 JUN 2018

Inverosímil

México hace historia con sufrido pase a octavos

Pese a la derrota sufrida este miércoles en Ekaterimburgo, la Selección Nacional de México calificó a su séptima fase de eliminación directa en los mundiales.

La actuación mexicana es histórica, ya que con la eliminación simultánea de Alemania, El Tri se ha convertido en la segunda selección que más torneos ha hilado de forma consecutiva a los octavos de final.

Parecía que lo difícil había pasado, que ganarle a Alemania ponía las cosas cuesta abajo. Si bien sabíamos que Corea sería complicado y Suecia no sería un flan, al gigante se le ganó y ahora el camino tenía que ser más sencillo. Con los asiáticos así fue, pero para el partido de hoy nadie podría haberse preparado.

México fue superado total y absolutamente, corrimos con suerte con un penal claro que no marcaron en contra de México, pero Suecia no dejó lugar a dudas; ganaron categóricamente y fueron tres goles la diferencia, pero pudieron haber sido seis. Después del primer gol, México se descompuso y el penal para el segundo gol fue la estacada final; para el autogol ya estábamos muertos.

A poco menos de mil kilómetros, Corea le estaba sacando un resultado histórico a Alemania. La última esperanza dependía de un rival que tenía las probabilidades más bajas de continuar, pero jugaron con todo lo que a los nuestros les faltó hoy. Habían aguantado noventa minutos y parecía que como siempre —y como el mismo Alemania demostró el sábado—, el gol caería el último instante.
Y así fue, pero para Corea. Un par de minutos, el segundo, el que nos devolvía la vida y evitaba que las esperanzas se trasladaran cuatro años al futuro. Al menos temporalmente.

Si bien México ganó dos partidos, logró seis puntos y clasificó a la siguiente ronda, fue dependiendo de un resultado de terceros, y jugando mal. No considero este resultado un buen consuelo, no estaríamos diciendo lo mismo de haber existido otro resultado al otro lado de Rusia.

Lo único bueno es ver los videos y fotos de la felicidad compartida con nuestros hermanos coreanos, los héroes de la historia de este 27 de junio que probablemente nunca olvidaremos.
Y ahora el rival es Brasil, si se quiere seguir haciendo historia y llegar al anhelado quinto partido, hay que seguir venciendo a los campeones, que parece con ellos nos va mejor.

fael escribiendo @ 9:14 pm. Este post aún no tiene comentarios.
Enlaza este post por el permalink o el microlink.
MIE 20 JUN 2018

Me Despidieron Por Ser Demasiado Eficiente

Corría 2008, era el último semestre de mi licenciatura en administración, el camino para el título solo requería pasar unas pocas materias y hacer las prácticas profesionales, o como se les conoce en el resto del mundo: internados.
Habían algunas opciones, pero siendo responsable de un hogar, una abuelita, un perro y las mensualidades de un carro, prefería prácticas profesionales pagadas.

Un buen amigo me invitó a trabajar en el lugar que había encontrado, en el área de venta al detalle de una empresa local en mi natal Chihuahua. Sonaba un reto interesante, pero sobre todo lo atractivo era que la compensación sería mayor a cero.

No había pasado ni un mes cuando entendimos la magnitud del problema al que nos teníamos que enfrentar: éramos los únicos responsables de un inventario de productos por aproximadamente medio millón de pesos.
Para la empresa era una cantidad mínima, incluso desechable. Para un par de egresados era una cantidad estratosférica. Ni teniendo un error del 1% podríamos pagarlo.

Lo peor del caso es que esta responsabilidad no era la peor noticia; era el proceso. Verán, teníamos nuestra pequeña bodega a la cual solicitábamos productos a veces diaria, por lo que siempre eran cantidades que variaban. Pero también teníamos los inventarios de los vendedores, que también disminuían todos los días con las ventas.
Si sumábamos todo, tendrían que darnos las cantidades que aparecían en el sistema—una versión antiquísima de SAP Business One.

La teoría era sencilla, nos la explicó el dueño de la empresa; si tienes diez pelotitas y vendes seis, entonces te quedan cuatro.
La realidad era otra; teníamos pelotas de diferentes tamaños, colores y pesos. De hecho teníamos una lista de cien productos, de los cuales se trabajaban cotidianamente unos 40 o 50.
Peor aún, a veces se vendían terceras partes o mitades de las pelotitas, y para tener la suma teníamos que considerar las de nuestra bodega, las que estaban en tránsito con los vendedores, las que fueron vendidas y las que compramos. Por si fuera poco, no solo los inventarios había que controlar; también los precios a los que se vendía cada producto, ya que era raro un mes en el que no se modificaban dos o tres veces los precios.

Y para lograr todo esto teníamos a nuestra disposición cuatro manos, una hoja de Excel y un sistema que nos arrojaba en decimales la cantidad de productos que habían, cuyos números estaban muy por encima de lo que existía en el inventario físico.

Los primeros meses no firmamos nada; nos entregaron un inventario físico con un par de cientos de miles de pesos en faltantes en contra de lo que aparecía en el sistema. Se hizo el mejor trabajo posible estos meses, pero era imposible corroborar la información contra unos números que en sistema nunca fueron correctos.
Solicitamos varios meses que se limpiara el inventario, en parte esperando que se alargara más y más para terminar nuestras prácticas profesionales y hacer responsable a alguien más.

Pero el día en el que nos hicieron caso llegó. Hicimos una auditoría del inventario físico y se hizo que cuadrara con el sistema. Ahora todo faltante sería plena y totalmente nuestra responsabilidad, un par de firmas de recién egresados lo establecía así en papel.

Durante algunas semanas trabajamos con Excel, tratando de darle forma a la información y tener control de quién tenía qué. Hasta cierto punto fue exitoso, pero ahora teníamos que restar a estos números, las ventas del día, y facturarlas. El día 1 se habían procesado los inventarios y ventas de 2 de los 3 vendedores, por lo que tendríamos que dejar uno pendiente para trabajarlo el siguiente día. Para el día 2 tendríamos el pendiente, más los 3 del día. Y de esta forma siempre estaríamos retrasados, cada vez con más y más trabajo.

Excel, contra todo pronóstico, resultaba insuficiente. Sonaba a que se necesitaba que nos ayudara a capturar la información una vez, y crear un historial para mejorar el control.

Con todos los bríos de un recién egresado en su primer trabajo real, dediqué mis tardes libres y fines de semana a crear un sistema que nos ayudara a gestionar estas sumas y restas que el dueño tan fácilmente planteó en la teoría. Al final del día, en eso las computadoras tienen una clara ventaja sobre nosotros.
Mi razonamiento por ponerle horas extra es que se fijarían en nosotros, nos aumentarían el sueldo y podríamos enfocarnos en hacer eficientes otras áreas del negocio teniendo un caso de éxito bajo nuestro brazo.
La realidad sería muy diferente.

Probablemente pasaron diez días para tener un prototipo, mismo que se fue ajustando poco a poco. No pasó un mes cuando ya se veían los primeros resultados; el trabajo del día se terminaba en 30 minutos ya que nuestro sistema tenía los números del fin del día anterior, y al inicio del día se cargaban las ventas, lo que nos entregaba un resumen de los inventarios reales de los vendedores, en orden y en un formato digerible. En lugar de que nos dijera que cierto producto A tenía 0.5, y cierto producto B tenía 1.75, el reporte ponía que de producto A eran 4 piezas (de una caja de 8), y producto B una caja entera y 12 piezas (de una caja de 16).
Otro reporte nos simplificaba la facturación para que se restara del inventario de SAP. La comparativa entre los dos inventarios no tenía discrepancias y las auditorías mensuales, en las que frecuentemente nos quedábamos tres o cuatro horas extra, no solo se hacían en menor tiempo, sino que quedaban perfectas. El primer mes tuvimos un faltante tan solo de $5 pesos.

Tras este primer triunfo, queríamos compartirlo con los dueños; mostrar nuestra iniciativa, resultados y capacidad. Venta al menudeo nos quedaba corto, habíamos solucionado un problema que durante años tuvieron, y seguramente el resto de los departamentos sería similar. Podríamos enfrentar nuevos retos y convertirnos en un nuevo departamento—uno que se dedicara a analizar las áreas del negocio y hacerlas más rápidas, eficientes, eficaces. Ser un tipo de consultor interno.

Nos reunimos con el dueño y fundador de la empresa, el papá del otro dueño que mencioné anteriormente. El tipo que durante sus años de juventud comenzó en la central de abastos empujando diablitos, cargando cajas y tocando puertas. El fruto de su esfuerzo se refleja en los resultados; ahora tiene un pequeño imperio al norte del país, que le da de comer a cientos de familias y cuya maquinaria ya no depende exclusivamente de él. Llega y se va en su camioneta Lincoln probablemente del año, viste bien y su complexión corporal y rasgos ya no dejan ver que en su juventud fue cargador, no ejecutivo de cuello blanco. La primer impresión sería de una persona cuya familia siempre tuvo dinero; no de que él fue el que creó la fortuna.
Si alguien podría ver la iniciativa, los bríos y los resultados de un trabajo bien hecho sería él.

La primera advertencia llegó ese día en forma de un sutil regaño porque no estábamos usando SAP. Peor aún —según ellos— nos lo estábamos saltando. Esto habría sido imposible debido a que en SAP habría discrepancias; se creó un sistema para hacer lo que el ERP no hacía. Un paso anterior que desembocaba en el sistema que tanto les costó y tanto adoran.

Un par de reuniones más nos dejó claro que no querían entender lo que habíamos logrado. Se propusieron mejoras adicionales en otras áreas que no explotaban, como en mercadotecnia digital.
Nos oían, pero jamás nos escucharon.

Poco a poco comenzamos a ceder; al final del día nos seguían pagando por un trabajo de 8 horas que terminábamos en media. El resto era tiempo libre que podíamos dedicar a otras actividades.

A pesar de los resultados obtenidos, nunca me atreví a pedir un aumento. Chihuahua se convirtió ese año en una de las ciudades más peligrosas por la guerra contra el narco. Probablemente centenas de negocios empezaron a cerrar, en esta empresa no pasaba una semana sin una historia de un asalto a un vendedor. Pensaba que si esto seguía así, las pérdidas serían tan grandes que no tendría caso seguir operando, liquidarían al personal y me quedaría sin empleo. Me sentía satisfecho tan solo de seguir teniendo un trabajo ante una época así.

Seguramente me hubieran negado un aumento, pero no por falta de dinero. Un día empezaron a instalar cámaras de seguridad para vigilarnos. Claramente había presupuesto para inversiones.

El resto de la historia se la pueden imaginar; en las cámaras vieron cómo nos aburríamos después de trabajar media hora. Si explicando resultados no entendieron, menos lo iban a hacer buscando respuestas de cómo unos meses atrás dos personas eran insuficientes para tener un control sobre el área, y de pronto hay recursos de sobra.
De haberme liquidado me habrían hecho un favor, pero me movieron de área, me rompieron el horario y me hicieron miserable la vida. Renuncié el día que terminé de pagar la última mensualidad de mi carro.

Todo por tener iniciativa y tratar de hacer mejor mi trabajo.

Y sin embargo, sigo creyendo que todo lo que nos sucede nos dejan experiencias. Gracias a este trabajo aprendí que las empresas tienen problemas, y están dispuestas a pagar por soluciones. Box Factura, no me cabe la menor duda, no existiría si no fuera por esta valiosa lección.
También aprendí que vender las ideas no es tan fácil, y que dependen mucho del contexto. No es lo mismo que dos veinteañeros que contraté y tienen meses trabajando para mi, quieran decirme cómo mejorar mi negocio de décadas. Otro resultado tendría haber llegado como un externo, diciendo que tengo años de experiencia (o encontrar a alguien que aperente tenerlos).
Y por último que no en todos lados van a valorar nuestro trabajo como se debe. Y eso está bien. No todas las puertas que toquemos se van a abrir y nos van a recibir con gusto. La buena noticia es que hay muchas puertas. Y también saber estar del otro lado; hay personas que nos van a dar sorpresas, a esa gente con iniciativa hay que cuidarla y apreciarla con una mente abierta, tal vez un par de veinteañeros (o treintañeros, o en su tercera edad) en un futuro quieran transformar para bien el negocio, y serán bienvenidos.

fael escribiendo @ 10:27 pm. Este post aún no tiene comentarios.
Enlaza este post por el permalink o el microlink.