JUE. 28 OCT. 2021

Eastward

Si nos pusiéramos a analizar por qué EarthBound funciona tan bien, comentaríamos acerca de la originalidad de la historia, el irreverente y bipolar diálogo, los icónicos personajes, las fantásticas mecánicas, la calidad de la música y la creatividad de la ambientación. Todos estos elementos se combinan para lograr una experiencia única que por igual nos hará llorar y reír.

Eastward se podría catalogar como uno de los EarthBound-likes —sí, así les vamos a llamar— más prometedores. Su inspiración es clara, y para quienes queremos ver cuál es el siguiente paso después de los que Shigesato Itoi dejó, este parecía ser un gran candidato a continuar este camino.

Desafortunadamente Eastward no sabe qué quiere ser. La presentación es absolutamente deslumbrante, pero los demás elementos crean una disonancia; en especial los diálogos y la historia, que no contribuyen a crear un enlace con el jugador y hacerlo sentir parte de ese mundo. Incluso parecería que algunas partes fueron cortadas, y por esa razón la progresión de la trama se siente absurda. Hay unos pincelazos de cohesión y de irreverencia que tanto buscamos, pero solo eso; pincelazos.
Las mecánicas del juego no son malas, pero son repetitivas. Lo que sí es una agradable sorpresa es que hay un RPG completo dentro del propio juego.

A Eastward lo tuve que abandonar, probablemente uno de estos días vuelva para terminarlo. Lo que es cierto es que ahora mis esperanzas de una experiencia similar a la de los juegos MOTHER están puestas sobre juegos que en diferentes etapas (y grados) parecen haber estado abandonados o en un limbo, pero hoy se sienten activos; Knuckle Sandwich y Oddity.

Eastward fue escrito por @rafael_soto_ el día jueves 28 de octubre de 2021 a las 11:58 a. m.

Este post fue etiquetado: videojuegos geek opinión

19 años haciendo sitios web

Sabemos una o dos cosas acerca de cómo posicionar tu negocio en internet. Hablemos.

Comentarios

Agrega tu comentario

Nota: Comentarios deshabilitados temporalmente, disculpen las molestias.