DOM 5 MAR 2017

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Tras anunciarse el precio oficial del Switch en México; $10,000 pesos —aproximadamente $500 USD—, sabía que no podría tenerlo en mis manos los primeros meses. Armado con un poco de paciencia y con el razocinio de que es demasiado dinero, esta decisión me privaría del nuevo Zelda, a pesar de su lanzamiento para WiiU, consola que sí tengo.

El jueves me puse a leer y ver los reviews plagados de halagos, y cerrando que es probablemente el mejor Zelda en 10 o 15 años. En ese momento supe que tenía que jugarlo, así que pedí la versión para WiiU en Amazon y a partir del viernes le he invertido algunas pocas horas. Este es mi review.

Lo primero que podemos ver es que Breath of the Wild rompe muchas convenciones de los últimos Zelda; la primera es la parte del tutorial, a la cual se le dedicaba la primera hora en entrenar al jugador. Este cambio por supuesto es muy bienvenido, ahora la etapa que podemos decir obligatoria es de un par de minutos y conforme nos encontramos con elementos el juego nos dice cómo utilizarlos; lo que me lleva al siguiente aspecto en torno a las armas: todo es provisional. Tu espada, tu escudo y tu arco es provisional —y sí, tenemos que esperar pocos minutos para tener un arco—. Prácticamente todo lo que utilizamos para combate sufre del desgaste y se destruye. Podemos tener diferentes tipos de arma, e incluso duplicados; pero todo tendrá desgaste y se destruirá, y agregándole a que solo tenemos ciertos espacios de inventario, hay decisiones permanentes de qué estaremos cargando para nuestra aventura.

Y hablando de eso, este Zelda verdaderamente parece una aventura: el juego nos dice a dónde ir, sí, pero nos dice poco sobre cómo llegar, y sobre todo, cuando. Las horas que le he dedicado han sido principalmente a abrir el mapa; llegar a zonas recónditas y marcar los Santuarios, a los que me puedo teletransportar rápidamente. Y el juego me ha limitado muy sutil y elegantemente. Es posible llegar a muchos, pero hay algunos en los que requiero cierto tipo de arma, equipamientos o avanzar la historia. Pero ya no hay guardias estorbando una entrada, o paredes invisibles.

Otra de las convenciones que se rompen son los famosos calabozos, en los cuales había una importante arma y al final, un jefe que había que ser vencido con lo que obtuvimos en su guarida. En Breath of the Wild no hay calabozos, jefes, o armas en cofres gigantes; en lugar de eso, hay Santuarios, que son mini calabozos con una prueba en forma de acertijo o batalla. Al final de cada uno de estos obtendremos un ítem que podremos cambiar por más corazones, o una mejora para la resistencia fisica.

En uno de los reviews que vi, mencionan que han tenido el juego entre 50 y 60 horas, y el avance que se muestra es solo del 20%. Esta frase me vendió el juego. Breath of the Wild es masivo, pero también está lleno de vida. La historia —hasta el momento— es bastante interesante y llena de misterios. Breath of the Wild debe ser lo más cercano a lo que se sintió jugar el Zelda original: una aventura en la cual —por limitaciones del sistema— no había una guía, y prácticamente el mundo estaba completamente abierto. Ahora, tenemos algo similar —si nosotros mismos no lo arruinamos, con guías y tutoriales—; un juego enorme, en el cual tomamos la mayoría de las decisiones y en donde verdaderamente la montaña que vemos en el horizonte, es un lugar que existe. Además, es bastante difícil; frecuentemente nos encontramos con enemigos que bajan más de dos o tres corazones, e incluso algunos que es mejor evitar por el momento. El manejo de nuestros recursos también es importante: cada flecha cuenta, incluso las normales, y más importante, las especiales, pues gastar un par significa decirle adiós algunos cientos de rupias.

Esta vez Nintendo aprendió una lección, y supo ejecutar de forma impecable. Lo mejor es que ya están anunciados dos DLCs para este año, haciendo aún más grande este juego. No puedo imaginar cómo se verá el siguiente Zelda, y cómo mejorará sobre este. Es demasiado pronto para especular, pero el presente y futuro de la franquicia se ve muy interesante.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild fue escrito por fael el día Domingo 5 de Marzo de 2017 a las 8:20 pm.

Este post fue etiquetado: geek, videojuegos, nintendo, opinion, accion.

Comentarios

Hay 3 comentarios, se están mostrando el #1, #2 y el #3.
#1 Stan (06/03/2017 @ 12:10pm)

Estoy en tu situación, espero jugarlo pronto en WiiU :D

#2 hermes belts for women (30/08/2017 @ 08:21pm)

It抯 onerous to search out knowledgeable folks on this subject, but you sound like you know what you抮e speaking about! Thanks

#3 adidas ultra (05/09/2017 @ 09:28am)

I have to convey my gratitude for your kindness supporting persons that need help on this important subject matter. Your real commitment to passing the message around was extremely practical and have in most cases permitted regular people just like me to get to their ambitions. Your important publication entails a great deal to me and a whole lot more to my office workers. Warm regards; from all of us.

Agrega tu comentario

Quieres tu avatar? Ingresa con tu cuenta de twitter para comentar.