SAB 24 SEPT 2011

The Bootstrapper’s Bible

Hace unos años supe el significado de una palabra que cada vez aparecía más. Bootstrapper, en el mundo de los negocios, se refiere a iniciar un proyecto con los recursos propios. Lo realmente interesante de la palabra es qué tanto tiene que ver con las botas. Resulta que si caemos en arenas movedizas, la única forma de salir es con ayuda de alguien de afuera ya que movernos sólo nos hundiría más.
Excepto que, de traer botas —no sé si otro tipo de calzado—, podemos agarrar las correas y jalar hasta salir, sin ayuda de otros.

Seth Godin ha creado un fantástico ebook de este tema —de los negocios, no de las arenas movedizas— de poco más de 100 páginas que sin duda toca fibras sensibles de los que queremos iniciar un proyecto propio. Se titula The Bootstrapper’s Bible y es una muy buena lectura para una o dos tardes.

También disponible en formato PDF, cuando investigaba para este post me encontré que es un libro de 1998! No sé hasta qué punto mantuvo el contenido original, pero este ebook tuvo una revisión para ser regalado como un extra con Purple Cow en el 2004. Como sea, es un documento que se mantiene vigente, tanto que nunca imaginé que tuviera prácticamente 14 años.

Mis partes favoritas: la frase “it’s easy to imagine that the only way to run a business is with secretaries and annual reports... of course, this isn’t true”, las ventajas de ser pequeño —cero burocracia, bajos costos fijos, mayor capacidad de crear e innovar—, la regla de reinventar el negocio cada 3 meses y lo importante que es separar bien el negocio —y porqué 50%-50% nunca es un buen trato—.
Yo le agregaría una muy valiosa lección que aprendí el trimestre pasado por uno de los mejores profesores que he tenido: monkey business.

Si es relevante para países como Estados Unidos, es mucho más para uno como el nuestro, en el que los VCs no están tan del lado de las startups. Aquí la elección no es si aceptar dinero externo o no, y aunque esto está cambiando, no lo veo como una desventaja.

P.S. Getting funded is not the same as succeeding Cierto, es sólo un paso. iWiks costó $17,000 dólares. Me pregunto cómo habrá sido la junta en la que el CEO les dice a los inversionistas que quemaron $200,000 pesos y sólo consiguieron dos hackeos, una mega fiesta, algunas Macs y poco menos de 3,000 usuarios ($6 dólares por usuario).
P.P.S. Bootstrapping a Software Product El fundador único de Sifter cuenta su experiencia, junto con algunas reflexiones de las cosas que hizo bien y las que no.

The Bootstrapper’s Bible fue escrito por fael el día Sábado 24 de Septiembre de 2011 a las 6:22 pm.

Este post fue etiquetado: libros, negocios, inspiracion, dinero, trabajo.

Comentarios

No hay comentarios.

Agrega tu comentario

Quieres tu avatar? Ingresa con tu cuenta de twitter para comentar.