JUE. 6 MAY. 2021

Vota Con El Puño Arriba

En treinta días se decidirá el destino del país. Probablemente será la elección más importante en la que no eligiremos a un presidente, pero que ciertamente marcará un antes y un después. Si bien nuestro México nunca se ha caracterizado por tener políticos que vean por el bien del país, este sexenio ha estado en otro nivel.

El gobierno que comenzó en 2018 será recordado por sus excusas, cada día más ridículas; por las palabrerías huecas que presenciamos todos los días; por la opacidad con la que se manejan los asuntos de la primera esfera; por el amiguismo y compadrismo, a pesar de decir que ya se acabó; por una política de austeridad que le quita presupuesto a cosas que sí importa, para entregárselas a otras que no. El gobierno hoy tiene una guerra frontal contra los periodistas, opositores y todo aquel que haga una crítica, que al parecer sorpende al que se sienta en la silla a pesar de que siempre se ha hecho así. La tregua, por el otro lado es con los criminales, con los grupos corruptos, con políticos que se enriquecieron de forma misteriosa y hoy siguen impunes.

Lo que sucedió esta semana con el metro es inaudito. Al día de hoy, nadie ha renunciado. No hay sentido de responsabilidad, mucho menos de un proceso judicial en su contra. El presidente siguió durmiendo ante una tragedia nacional, cuando en otros sexenios —por lo menos— se hacía acto de presencia. Se maneja con palabras que buscan minimizar lo sucedido: un lamentable incidente y un triste accidente; no un claro ejemplo de que las acciones (o inacciones) tienen consecuencias. La empatía del gobierno es más con las madres de los criminales más importantes que con las que perdieron un hijo por su negligencia.

Nuestro México es hogar de cientos de millones que se levantan todos los días a partirse la espalda por sus familias. A pesar de las carencias, siempre veremos cómo podemos apoyar al prójimo. Tal vez no siempre con dinero, pero al menos con empatía y ganas de ayudar.
Y de vez en cuando, llega una versión sublime de México en los momentos más apremiantes. Lo vimos en 1985 y 2017 con los temblores, y lo vimos esta semana cerca de la Estación Olivos. El México comprometido, el que quiere ayudar, al que no le importan los colores, ideologías, ni condición social, el que a pesar del cansancio se sabe afortunado y le da bríos para seguir.

Ese México tiene su distintivo en el puño levantado. Es un símbolo de unión, de fraternidad, de solidaridad, de empatía y de saber escuchar. Hoy México está en los escombros y cien mil muertos que pudieron haber sobrevivido de haber aplicado medidas básicas, y veinticinco más víctimas de la ineptitud están gritando.
En un mes tenemos que ir a votar y levantar el puño. Es la única forma de rescatar a nuestro México.

Vota Con El Puño Arriba fue escrito por @rafael_soto_ el día jueves 6 de mayo de 2021 a las 10:23 p. m.

Este post fue etiquetado: política México eventos

19 años haciendo sitios web

Sabemos una o dos cosas acerca de cómo posicionar tu negocio en internet. Hablemos.

Comentarios

Agrega tu comentario

Nota: Comentarios deshabilitados temporalmente, disculpen las molestias.