LUN. 18 NOV. 2019

Ford v Ferrari

Lejos de ser el más grande fan del automovilismo, el cine me ha mostrado que hay grandes historias por contar, en especial con deportes que no son mis favoritos. La magia de la cinematografía le puede agregar trasfondo, contexto y sabor. Cuando vi el poster de Ford v Ferrari, con Matt Damon y Christian Bale como protagonistas, sabía que tenía que ir al cine. Marqué la fecha en el calendario y poco después sabía que es la historia de Le Mans; la carrera de 24 horas.

Curiosamente esta es una historia de marketing tanto como lo es de automovilismo—nos muestra su poder y tal vez su peor cara. Nos da un vistazo muy real a lo que es la vida laboral en un corporativo y las frustraciones que son parte del día a día. Es una historia rara; queremos que los protagonistas ganen porque son el caballo negro de la competencia, pero aún así pertenecen a la compañía que creó el concepto de fábrica—Ford es un gigante en la industria.

Ford v Ferrari con sus dos horas y media de duración logra entretenernos todo el camino. Logra emocionarnos en un espectro completo; desde felicidad y risas, hasta tensión y frustración. Christian Bale hace un gran trabajo, pero el personaje de Matt Damon da pie a los mejores momentos de la trama.

Es difícil escribir estas palabras sin arruinar gran parte de la historia, a pesar de que el final es bastante bien conocido. Solo puedo cerrar con el hecho de que muy probablemente Ford v Ferrari sea la mejor película que he visto este año. Este es un favorito y un clásico instantáneo, sean fans de las carreras o no.

Ford v Ferrari fue escrito por @rafael_soto_ el día lunes 18 de noviembre de 2019 a las 10:53 a. m.

Este post fue etiquetado: cine películas carros deportes

Comentarios

Agrega tu comentario

Nota: Comentarios deshabilitados temporalmente, disculpen las molestias.